lunes, 18 de enero de 2016

#stopbluemonday, un microrrelato en español


“Yo, Señoría, nací en el país de la luz y las altas rocas maldecida con un corazón salvaje. Sé que es la lucidez mi destino, aunque contravenga a diario las leyes de los hombres. Soy consciente de mis actos. Como hoy me juzgan, diré que  la última vez que me encontré con un hermano fue en una carretera de tercera del Luberón. No voy a dar las señas exactas para no promover la peregrinación de infieles. Fue una noche cálida de principios de verano entre las sombras de los trigales. De pronto, apareció el estremecimiento (ya he dicho que siempre comienza así). Conducía.  También he dicho que es mi destino cruzar ríos, desiertos y puentes. Allí paré el coche. Solo se escuchaba el latido de las cigarras. El aleteo fue potente. ¿Luzbel o Gabriel? No puede acertar a poner nombre. Aún así, no sé si hay que buscar en quien se resiste a olvidar o en quien sonríe descuidado junto a la plaza de la fuente. No sé si está en el niño o en el anciano. No sé si esconde bajo la voz grave o el canto melodioso, pero sé que está cerca. Y ya he dicho, Señoría, que soy consciente de mis actos, pero que nací con la maldición de un corazón salvaje…”



miércoles, 18 de noviembre de 2015

Biografía de Luis Cernuda e introducción a los poemas de La realidad y el deseo

Luis Cernuda y Cántico

Poemas, obras y biografía completa de Luis Cernuda, creador de La realidad y el deseo con reproducción de algunos poemas suyos.


Si, en la actualidad, Luis Cernuda es, quizá, el poeta en español del siglo XX no solo más leído y referenciado, sino que, también, el más admirado e influyente, eso no quita para que su obra, en vida, estuviera exenta de una gran dosis de incomprensión.

Introducción a la obra de Luis Cernuda


La muerte está a favor del gran poeta. Cernuda sabía desde muy pronto, casi desde sus comienzos, que sus lectores no habían nacido aún, que sería un hermano del futuro el que entendería su obra y comprendería su verdad última. Y a ese poeta o lector fue dedicado un buen puñado de memorables versos de La realidad y el deseo, el título bajo el que fue reuniendo sus sucesivas obras completas. Ahora ya estamos en el futuro del poeta. Ya muerto sigue vivo entre nosotros; mucho más vivo, comprendido y estudiado de lo que fue en vida. Pero empecemos a fondo y por el principio…

La compleja personalidad de Luis Cernuda


Fue un hombre esencialmente contradictorio, difícil en el trato, celoso (en el fondo) de su interioridad y de su pensamiento. A pesar del carácter biográfico de toda su obra, a veces, es difícil entrever sus heterodoxas ideas que, tanto del mundo como de las costumbres de los hombres, se fue paulatinamente forjando.

Irascible, culto, refinado, educado y susceptible al máximo, se granjeó no pocas enemistades. Al tiempo, también supo amar a aquellos amigos de su círculo más íntimo y próximo que podían corresponderle con un cariño sincero. Interiorizó desde muy joven que una persona como él, sensible y desprovista de la piel necesaria para enfrentarse a las fealdades cotidianas, estaba destinada a ser excluida de las glorias del mundo. Aceptó desde el inicio de su escritura el camino de la más absoluta soledad y a ella se entregó para hacer, no una forma de existencia, sino toda una declaración de principios. Y todo ello revestido con formas y maneras de un dandi sureño.

Luis Cernuda fue apenas comprendido en su época y rozando el final de su vida, unos cuantos poetas, que luego iban a dominar el panorama literario en nuestra lengua, hizo del exiliado el espejo en el que mirarse. Se convierte así, a los ojos de toda una generación, en un maestro. Pero esas mieles no las disfrutó en vida aunque, al día de hoy, sea considerado uno de los mejores poetas modernos de las letras hispánicas.



jueves, 22 de octubre de 2015

Biografía y obras de Miguel Delibes, el creador de Los santos inocentes

Obras de Miguel Delibes

Vida, estilo y listado de novelas del escritor español Miguel Delibes, académico y director del periódico El Norte de Castilla.


Biografía de Miguel Delibes: sus inicios como novelista


“Las cosas podían haberse sucedido de cualquier otra manera y, sin embargo, sucedieron así” (1). Con esta frase se abre la novela que consagró a Miguel Delibes como uno de los escritores imprescindibles de las letras españolas: El camino. En ella se resume el drama del protagonista de la obra, Daniel el Mochuelo, un niño de apenas once años que se dispone a abandonar infancia, hogar y amigos para estudiar lejos de lo que hasta ahora era su mundo conocido. Igual puede aplicarse, también, a las circunstancias que llevaron a Miguel Delibes  (Valladolid, 1920-2010) a hacerse escritor. Hecho que sucedió por un cúmulo de afortunadas casualidades.

Pero vayamos por partes, Miguel Delibes Setién nació en Valladolid el 17 de octubre de 1920. Su padre (con antepasados franceses) es, en ese momento, catedrático y director de la Escuela de Comercio de Valladolid y, para ser como su padre, se prepara el futuro novelista.

Estudia el bachillerato en el colegio La Salle de su ciudad, estudios que termina en el año 1936, justo cuando comienza la Guerra Civil Española. A pesar del conflicto, se matricula en la Escuela de Comercio y también en la de Artes y Oficios. En 1938, temiendo ser convocado para el alistamiento forzoso en infantería, se enrola voluntariamente en la marina, en parte, para evitar el combate cuerpo a cuerpo, hecho que le aterraba. Embarca, entonces, en el crucero Canarias y en él permanece hasta el fin de la guerra, momento en el que regresa a su casa para continuar sus estudios en la Escuela de Comercio y, además, se matricula en Derecho, terminando las dos carreras. En 1945 gana las oposiciones a la cátedra de Derecho Mercantil de la Escuela de Comercio de Valladolid y en 1946 se casa con su novia de la adolescencia, Ángeles Castro.



lunes, 27 de abril de 2015

El cubismo sintético y analítico: características, artistas, obras y cronología mínima



 Las señoritas de Avignon

Guía completa para entender el movimiento artístico perteneciente a las vanguardias históricas conocido como cubismo en sus distintas etapas. 


El cubismo, una definición, qué fue y cómo se desarrolló


A decir de los estudiosos, el primer movimiento artístico de las denominadas vanguardias históricas fue tan corto en el tiempo que apenas tuvo una década duración. El cubismo se inaugura en 1907 con las Señoritas de Avignon de Pablo Picasso y siete años después (con el comienzo de la I Guerra Mundial) el movimiento se considera agotado, aunque no es así con la trayectoria artística de sus principales representantes.

El término fue propuesto por Apollinaire en 1908 al reducir todo el movimiento a las particulares formas geométricas que caracterizan gran parte de las obras encuadradas en la corriente artística. Su libro Los pintores cubistas sigue siendo imprescindible a la hora de estudiar esta tendencia que fue pictórica, pero también escultórica. 

Es considerado, como he anotado, el primer movimiento artístico de las vanguardias históricas y el que quiso “liberar” a las artes plásticas de su papel representativo. Una idea que no se entiende sin el avance de la fotografía y la popularidad creciente del cine mudo. A decir de los creadores de la época (no solo del cubismo), si estos inventos pueden captar la realidad tal cual es, el arte, por tanto, podría encaminarse por otros derroteros, ya que la representación de la realidad podría hacerse por medios alternativos. 



domingo, 9 de noviembre de 2014

Antecedentes de las ediciones o libros ilustrados de bibliofilia



libros ilustrados
Determinados libros ilustrados sobrepasan el tipo convencional en su función de trasmisión de conocimiento y belleza, para acercarse mucho a una auténtica obra de arte. Si esto es así con las llamadas ediciones de bibliofilia, realizadas ad hoc, no digo nada de los libros de artista (Artist Book en su denominación inglesa) que van más allá de los meros objetos culturales (si eso por sí solo no fuera poco). Están, en definitiva, estos libros ilustrados diseñados para tocar, mirar, oler o disfrutar con los sentidos. Si las ediciones de bibliofilia, como puede ser, por poner un ejemplo, la revista Sísifo, aún en curso, se hacen para estirar el tiempo que se asigna a un libro, los de artista, como cualquier obra de arte, pretenden interrogarnos sobre nuestra presencia en el mundo.

Dejamos para otro día una introducción a la esencia del Artist Book o Libro de Artista y hoy nos adentramos en la historia de las modernas ediciones de bibliofilia o libros ilustrados con pretensiones artísticas. Concentrando mucho, estos ejemplares son más que obras impresas convencionales para acercarse a la obra de arte sin convertirse en eso que se ha denominado libro de artista. Aunque las delimitaciones pueden parecer confusas, los primeros se hacen en tiradas limitadas, con un claro sentido estético y artístico, pero siempre conservando el formato de lo que comúnmente (y por convención) se llama libro. Los segundos, como el arte contemporáneo, son más complejos. Por eso lo he dejado para otro día.